viernes, 22 de junio de 2007

El sintagma verbal

La estructura del Sintagma Verbal es la que sigue:

NÚCLEO

ADVERBIO

COMPLEMENTOS

Verbo en forma personal

Verbo en forma no personal

Perífrasis verbal

Algunos desempeñarán la función de Complemento Circunstancial, pero otros pueden desempeñar funciones distintas que afectan a la totalidad de la oración

Complemento Directo

Suplemento

Complemento Indirecto

Atributo

Complemento Predicativo

Complemento Circunstancial

Complemento Agente

El verbo es el núcleo del Sintagma Verbal y, por tanto, del predicado. Llamaremos verbo a toda palabra que es capaz por sí misma, o con ayuda de un sustantivo, de constituir una oración. Semánticamente podemos definir al verbo como la palabra que designa acciones (cantar, coser, etc...), estados o procesos (envejecer, crecer, vivir) que experimentan los seres.

LA FORMA VERBAL.- La forma de los verbos se compone de dos zonas:

LEXEMA

MORFEMAS DESINENCIALES

Soporta el significado semántico, el contenido absoluto del verbo.

Se añaden al lexema verbal para obtener las distintas formas del verbo. Aportan el significado gramatical, el contenido relativo:

Vocal temática / Persona / Número / Tiempo / Modo / Aspecto

LA CONJUGACIÓN.-

La conjugación de un verbo consiste en todas las posibles combinaciones de unas desinencias (morfemas desinenciales) con un lexema verbal, en el caso de las formas simples del verbo, y del verbo auxiliar HABER, que lleva las desinencias señaladas, con un participio, en el caso de las formas compuestas. (el verbo haber, necesario para formar las formas compuestas- y el verbo ser, necesario para montar la voz pasiva-).

En español podemos encontrar diferentes tipos de conjugaciones verbales:

a. Conjugación completa (son posibles todas las combinaciones de desinencias y lexemas verbales) o defectiva (no son posibles todas las combinaciones.

b. Conjugación regular (aquella conjugación cuyas combinaciones de desinencias y lexemas verbales son adoptadas por nuevos lexemas) o irregular (no admite nuevos lexemas verbales).

LA VOZ.- En nuestro idioma el verbo puede presentar tres construcciones diferentes según sea la actitud del sujeto ante el predicado de la oración:

a. Voz activa.- El sujeto se comporta como agente de la acción verbal: Pepe come pan.

b. Voz pasiva.- El sujeto es el paciente de la acción. El verbo presenta la forma de SER + PARTICIPIO: El pan fue comido por Pepe.

c. Pasiva-refleja.- El sujeto es paciente de la acción. El verbo presenta la forma de SE + VERBO EN ACTIVA: Se firmó la paz por los contendientes.

EL MODO.- El modo es un accidente del verbo que permite al hablante hacer notar su actitud personal ante la acción verbal. En el verbo español hablamos de tres modos:

a. Modo indicativo.- Expresa contenidos o hechos reales u objetivos vistos por el hablante como seguros.

b. Modo subjuntivo.- Expresa deseos, posibilidades, irrealidades... El hablante ve los hechos como ficción.

c. Modo imperativo.- Se emplea para dar órdenes o pedir algo al oyente.

EL ASPECTO.- El aspecto nos indica si la acción verbal está terminada (aspecto perfectivo) o no terminada (aspecto imperfectivo), al margen del tiempo (pasado, presente o futuro) en que se sitúe. El aspecto se expresa en español mediante las formas simples (imperfecto, excepto el pretérito perfecto simple) y las formas compuestas (perfecto).

Podemos expresar otros aspectos pero debe ser mediante el uso de determinadas perífrasis.

EL TIEMPO.- Es el accidente gramatical del verbo que sirve para poner en relación dos puntos de referencia: el tiempo que queda implicado en los acontecimientos y el punto de referencia que tomamos. Teniendo esto en cuenta, encontramos tres tiempos verbales:

a. Presente.- El tiempo que implica el acontecimiento coincide con el momento de comunicación: YO (ahora) CANTO (ahora). Pero el presente no siempre tiene que coincidir con el momento de comunicación, ya que podemos desplazarlo hacia el pasado (En el siglo XIII domina el sistema feudal) o hacia el futuro (mañana canto en tu bar).

b. Pasado.- El tiempo implicado en el acontecimiento es anterior al presente.

c. Futuro.- El tiempo implicado en el acontecimiento es posterior al presente.

LOS USOS DEL VERBO.- USOS RECTOS Y USOS TRASLADADOS.-

Una forma verbal presenta un uso recto si su significación modal o temporal es la que le corresponde a su situación en el paradigma: PRESENTE: Leo un libro (ahora) / PASADO: Leí un libro (ayer) / FUTURO: Leeré un libro (mañana). En cambio, hablaremos de uso trasladado cuando esa significación modal o temporal no corresponda con su situación en el paradigma. Colón descubre América en 1492 (pasado). ¿Qué deseaba, señora? (presente) Irás a ver a tu abuela sin quejarte (imperativo)

MODO

TIEMPO

USO

EJEMPLO

Indicativo

Presente

Histórico

Colón descubre América en 1492

Habitual

Salgo de clase a las 3

Inmediato

Ahora mismo subo a casa

Futuro

Mañana estoy en Sevilla

Imperativo

Vas y le pides perdón

Permanente o gnómico

Dos y dos son cuatro

Pretérito Imperfecto

Cortesía

Yo quería un certificado

Inminencia

Ya salía cuando oí tu llamada

Fantasía

Yo era un príncipe y tú un dragón, ¿de acuerdo?

Reiterativo

Yo siempre iba a la casa de mis abuelos

Pretérito Pluscuamperfecto

Cortesía

Yo había venido a consultarle una duda

Pretérito Perfecto

Futuro

En un minuto he acabado

Futuro Imperfecto

Probabilidad

El paquete pesará unos diez kilos

Cortesía

¿Querrá usted contribuir con su donativo?

Concesivo

Será verdad, pero no lo parece

Intensificador en la exclamación

¡Serás sinvergüenza!

Imperativo

¡Hoy no saldrás!

Futuro Perfecto

Probabilidad

Si el suelo está mojado, habrá llovido

Condicional Simple

Probabilidad

Serían las seis cuando llegó

Cortesía

¿Le importaría decirme la hora?

Concesivo

Sería fácil, pero pocos acertaron

Subjuntivo

Las formas de subjuntivo tienen una significación temporal muy poco estable, lo que provoca que se desplacen en el eje temporal con gran facilidad:

Juan me dijo que volviera hoy / Juan me dijo que volviera ayer / Juan me dijo que volviera mañana

De las formas del subjuntivo debemos señalar el escaso uso de las formas de futuro, que solo perviven en el lenguaje jurídico (A quien correspondiere) y en el proverbial (Donde fueres haz lo que vieres

FORMAS NO PERSONALES DEL VERBO

Se llaman así porque no tienen desinencia de persona, número y modo. Sólo se oponen entre sí por el aspecto y el tiempo.

EL INFINITIVO. Inf. simple (amar, beber, dividir) / Inf. compuesto (haber amado, haber bebido, haber dividido).,Inf. simple indica acción inacabada sin límite previsto, presenta matices de futuro en las perífrasis verbales. Inf. compuesto expresa anterioridad con respecto al simple.

El inf. tiene rasgos comunes con el nombre, e incluso puede llevar determinantes adjetivos, etc. (ej. «el dulce lamentar de dos pastores», el deber-los deberes, el andar, etc.). También, el inf., aunque lleve sus propios complementos, puede actuar igual que un nombre dentro de una oración (sujeto, C.D., CC. Suplemento, etc.). Por ejemplo, en estas oraciones:

Dolores quiere comer pollo frito

Leer novelas es agradable

Sujeto

Verbo

Verbo

C.D

Verbo. C.D V. Cop. Atributo

C.D. (Prop. Sub.Sustantiva)

Sujeto (Prop. Sub.Sustantiva)









El infinitivo como verbo. Además de llevar los complementos propios de un verbo, actúa como Núcleo del Predicado de una proposición subordinada y entonces puede llevar incluso un sujeto propio:

1) Como verbo de Proposiciones Subordinadas Sustantivas: de Suj., OD, Suplemento, etc. Luis intentó vender su moto / Eva confía en aprobar el examen.

2) Como verbo de una Proposición Subordinada Adverbial: de + inf. (condicional); para + inf. (final), al + inf. (temporal). Ejemplo: al salir María de clase, sonó el timbre del recreo = cuando María salió...

Es incorrecto el uso del infinitivo como verbo principal de una oración (ejemplo: *Decir a ustedes que mañana hay clase). Salvo en frases de matiz imperativo de carácter general, colectivo: «No fumar», o precedido de la preposición a : «A dormir».

EL GERUNDIO. Ger. simple (amando, bebiendo..) / Ger. compuesto (habiendo amado...) El ger. simple indica un aspecto durativo (acción en desarrollo) y simultaneidad, con matiz de presente en las perífrasis verbales.

El Ger. tiene funciones propias del adverbio (o sea, especializado para la función de C.C.), así suele ser verbo de prop. sub. adverbial: Ana entró cantando boleros (modal); Habiendo explicado la lección se marchó (temporal).

El Ger. también puede complementar a un nombre siempre que signifique persona y que sea sujeto u O.D., entonces equivale a una proposición sub. ¿adjetiva?: Vi a un niño escribiendo cartas; Mi amigo comiendo pan entró en clase.

También puede funcionar igual que un adjetivo: agua hirviendo / se agarra a un clavo ardiendo.

Usos incorrectos del gerundio: 1) Es incorrecto el gerundio de posterioridad: Juan compró un libro, leyéndolo dos días después. 2) El ger. que acompaña a nombres que significan cosa: había una caja conteniendo bombones., El Parlamento aprobó una ley regulando el derecho a la vida. 3) debe evitarse su uso en casos que provoquen ambigüedades: la policía detuvo al ladrón entrando por la ventana (¿quién? ¿el ladrón o la policía?).

EL PARTICIPIO. (amado, bebido, dividido) Expresa un aspecto verbal terminativo (acción acabada). Suele funcionar como un adjetivo, hasta tal punto que muchas veces pierde sus connotaciones verbales y llega a admitir el superlativo en -ísimo («Juan es un hombre preocupadísimo por la paz»).

Cuando actúa con valor de verbo, además de las formas compuestas (he amado, etc.) y de la voz pasiva (es amado, etc), aparece en perífrasis verbales (Juan lleva leídos diez libros, etc.), pero también puede introducir proposiciones subordinadas adjetivas (El juez revisó los materiales confiscados a los ladrones por la policía) e incluso proposiciones subordinadas adverbiales temporales en las llamadas construcciones absolutas donde el participio puede a veces llevar su propio sujeto: «acabada la clase, Juan se marchó», «muerto su amigo, lloró», «leída la carta, la arrojó a la papelera» (la clase y su amigo son sujetos de acabada y de muerto).

El part. puede llevar sus propios complementos, pero sobre todo puede llevar complemento agente debido a su significación pasiva: «este es un libro muy leído por los estudiantes».

LAS PERÍFRASIS VERBALES.-

Son construcciones sintácticas de dos o más verbos que funcionan como núcleo del predicado y sirven para expresar las características de la acción verbal que no pueden señalarse mediante el uso de las formas simples o compuestas.

La estructura de las perífrasis es como sigue:

VERBO AUXILIAR

NEXO

VERBO AUXILIADO

Aporta los contenidos gramaticales. Aparece en forma personal.

Pueden ser conjunciones, preposiciones o ausencia de nexo.

Aporta el contenido semántico. Aparece en forma no personal

Intentemos ahora clasificar las perífrasis más corrientes:

PERÍFRASIS MODALES.- Informan sobre la actitud del hablante ante la acción verbal

OBLIGATIVAS

Tener que/ Deber/ Haber de / Haber que

+ INFINITIVO

APROXIMATIVAS

Venir a / Deber de

+ INFINITIVO

POSIBILIDAD

Poder

+ INFINITIVO

PERÍFRASIS ASPECTUALES.- Informan sobre el desarrollo de la acción verbal

INCOATIVAS.- Acción en el momento de comenzar.

Ponerse a / Romper a

+ INFINITIVO

Comenzar a / Echarse a

INGRESIVAS.- Acción inminente.

Ir a / Estar por / Estar a punto de

+ INFINITIVO

FRECUENTATIVAS.- Acción habitual.

Soler

+ INFINITIVO

REITERATIVAS.- Acción repetida.

Volver a

+ INFINITIVO

TERMINATIVAS.- Acción acabada.

Traer / Dejar / Quedar / Estar / Tener

+ PARTICIPIO

Dejar de, acabar de

+ INFINITIVO

DURATIVAS.- Acción en desarrollo.

Estar / Andar / Venir / Ir/ Seguir

+ GERUNDIO


LOCUCIONES VERBALES

Una locución verbal es un conjunto de palabras, de las que al menos una es un verbo, que funciona como un solo núcleo del predicado. Ejemplos: caer en la cuenta, echar de menos, echar en cara, darse cuenta, tener en cuenta, hacer añicos. En estos casos, los componentes en negrita no desempeñan ninguna función respecto del verbo, sino que con él forman el conjunto nuclear del predicado.

Hay locuciones formadas por dos verbos, el segundo de los cuales aparece en una forma no personal. Ejemplos: echar a perder, dar a conocer, dar a entender. Pero estas locuciones no deben confundirse con las perífrasis verbales por las siguientes razones:

*en las locuciones no hay verbos auxiliares ni principales: es todo el conjunto el que selecciona sujetos y complementos.

*la conexión entre los dos verbos es íntima, pues la forma no personal no es sustituible por otras en el mismo conjunto. Ejemplo: echar a perder (no: echar a ganar).

*la locución verbal normalmente equivale a una sola idea que puede proyectarse en un solo verbo. Ejemplos: echar a perder = estropear, dar de lado = marginar.



EL ADVERBIO

FORMA DEL ADVERBIO -Se suele distinguir el adverbio del resto de las categorías gramaticales que tienen lexema (sustantivo, adjetivo y verbo) por su condición de invariable. Sin embargo, esa invariabilidad con la que generalmente se define al adverbio no es absoluta, pues admite, aunque no de forma universal, el morfema de grado: comparativo (más cerca de...) o superlativo (muy cerca, cerquísima...).

-No debemos olvidar la mención a los adverbios acabados en -mente. Estos adverbios se consideran formas derivadas de los adjetivos de los que proceden, puesto que la terminación -mente se comporta en español como un sufijo derivativo. Estos adverbios serán casi siempre de modo.

-Por último, debemos referirnos a las llamadas locuciones adverbiales: se llama así a ciertas construcciones que, no siendo originariamente adverbios, se comportan en la oración como si lo fueran. Son muchísimas, y siempre se pueden analizar como un sintagma nominal: a pies juntillas, a fuerza de, de mala manera, a ciencia cierta, etc.

FUNCIÓN Y SIGNIFICACIÓN DEL ADVERBIO. -La función sintáctica del adverbio, como núcleo del sintagma adverbial, será por lo tanto la de modificar al adjetivo como adyacente o al verbo como complemento circunstancial: éstas son sus funciones propias. Sin embargo, mediante la metábasis (cambio de la función que es propia de una categoría gramatical) puede desempeñar las funciones propias del adjetivo: Federico es un niño bien (adverbio como adyacente del sustantivo) / Su padre está muy mal (adverbio como atributo). No obstante, es más frecuente que un adjetivo desempeñe la función adverbial. En estos casos la razón casi siempre es de economía que supone el uso de un adjetivo más corto en lugar del adverbio: Vengan ustedes rápido (por rápidamente). Esto es tan frecuente, que en ocasiones el adverbio en -mente derivado del adjetivo ni siquiera se usa en determinados contextos: No habléis tan alto (no nos valdría aquí el adverbio altamente, que tiene otra significación).

-Ciertos adverbios (fundamentalmente los de cantidad) realizan respecto al verbo la misma función intensiva que algunos cuantificadores indefinidos, de manera que a veces se produce un sincretismo de ambas funciones: He comido mucho (¿Complemento directo o circunstancial?: depende de la intención del hablante, si quiere intensificar la acción de comer «He comido exageradamente»- o si intensifica el complemento directo con el pronombre mucho: «He comido mucho arroz».)

CLASIFICACIÓN TRADICIONAL: De lugar: arriba, abajo, encima, aquí, cerca, lejos... De tiempo: antes, después, ayer, hoy, temprano... De modo: bien, mal, divinamente, satisfactoriamente... De cantidad: mucho (muy), poco, bastante... De afirmación: sí, también, efectivamente... De negación: no, tampoco... De duda: quizá, posiblemente, acaso, probablemente...

Algunos de los adverbios anteriores son referenciales o deícticos, es decir, que tienen la capacidad de llenarse con significados distintos, según la situación comunicativa. Por esta razón se los llama también adverbios pronominales: aquí, allí (de lugar); ayer, anteayer, hoy (de tiempo); así (de modo); tanto (de cantidad).

LAS PREPOSICIONES.

Son partes invariables de la oración (no tienen género ni número) que tienen la función de relacionar palabras (nombre, pronombre, adjetivo, verbo o adverbio) con su complemento. Pero su presencia es indispensable para el sentido de la oración Botella de cristal; mesa de madera; café con leche; lejos de aquí; loco de atar; voy hacia París.

1) Preposiciones propias: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras. Cabe y so prácticamente no se usan en la lengua habitual y se sustituyen por bajo y junto a respectivamente.

Las locuciones prepositivas se componen de dos o más palabras y ejercen la misma función que una preposición propia: debajo de, delante de, tras de, a fuerza de, por junto a, en favor de, debajo de, detrás de, en medio de, en pos de, por delante de, en lugar de, con rumbo a, a través de, junto a, encima de, en contra de, por encima de, en vez de, con destino a.

LAS INTERJECCIONES

Son palabras que expresan sentimientos muy vivos, de dolor, de alegría, de tristeza, etc. Podemos decir que son reacciones del hablante que se materializan a través de la palabra. Estas palabras van siempre entre signos de exclamación. ¡oh!, ¡ay!, ¡ah!, ¡bah!, ¡uf!, ¡zas!, ¡hala!, etc. Se distinguen entre interjecciones propias (como las que se acaban de citar) y locuciones interjectivas: Ejemplo: ¡Dios mío! ¡Cielo santo! ¡Qué horror!

Las interjecciones funcionan como oraciones o enunciados que se intercalan en el texto


EL PREDICADO. TIPOS DE PREDICADO

Según la naturaleza del verbo y sus relaciones con el Sujeto y con los Complementos que acompañan al núcleo verbal, existen varios tipos de Predicado o Sintagma Verbal:

PREDICADO NOMINAL: V. Copulativo (ser, estar, parecer) + Atributo que se puede sustituir siempre por el pronombre lo (María es enfermera = María lo es) // (Ana está enferma = Ana lo está) // La casa parece vieja (la casa lo parece)

P

R

E

D

I

C

A

D

O

V

E

R

B

A

L

TRANSITIVOS: llevan un CD que expresa el Objeto que cierra el proceso de la acción verbal: Ana cenó pollo frito // Eva visita a sus abuelos

# REFLEXIVOS: Sujeto = CD o CI // El CD o CI viene expresado por me, te, se, nos, os.

Paco se (CD) lava = Paco lava a sí mismo

Paco se (CI) afeita la barba = Paco afeita la barba a sí mismo (Paco) I

# RECÍPROCOS mismo esquema que los reflexivos. La diferencia es semántica: los elementos de un sujeto múltiple son también el CD o CI: Paco y María se besan // Eva y Luis se envían mensajes telefónicos.

# Con DATIVO o intensificador del verbo (me, te, se, nos, os). El pronombre sin función sintáctica de CD o CI: a) ENFÁTICO, Paco se comió dos sandías / Rosa se leyó el Quijote en un día / b) ÉTICO o DE INTERÉS, el Sujeto no es exactamente el agente de la acción, sino el que la ordena o encarga: Luis se hizo un duplex en Marbella./ Luis se cortó el pelo // c) SIMPATÉTICO acciones involuntarias o accidentales por parte del Sujeto (algunos designan este caso como voz media): Ana se olvidó el paraguas en el coche// Me quemé el dedo // Ramón se fracturó la rodilla cuando corría.

INTRANSITIVOS: no necesitan la presencia de un CD que cierre el proceso de la acción verbal: Manolo vive aquí // Rosa viajó a Berlín

PRONOMINALES: el pronombre forma parte de la conjugación del verbo. No realiza ninguna función sintáctica. a) Verbos de movimiento (irse, sentarse, marcharse, dormirse, quedarse...) b) Verbos de vida interior o anímica que muchas veces suelen llevar SUPLEMENTO (arrepentirse, reírse, quejarse, burlarse...) María se sentó allí // Paco se arrepintió de su cobardía. c) Verbos transitivos que se transforman en intransitivos: levantar/levantarse, apoyar/apoyarse mover/moverse, dormir/dormirse, acostar/acostarse, asustarse, avergonzarse, abrir/abrirse... María se asusta/ Él se levantó/ Juan se tiró al agua/ El se apoyó en el árbol

IMPERSONALES CON SE.- Gramaticalmente, son oraciones unimembres, con un verbo en tercera persona singular. Su uso es fácilmente distinguible en las oraciones intransitivas. En las transitivas, su uso puede confundirse con el se pasivo reflejo, cuando el SN o equivalente está en singular. Se vive bien en Almería // En este restaurante se cocina a la costumbre japonesa.

PASIVA REFLEJA.- Verbo en voz activa pero con significación de pasiva. Gramaticalmente llevan un Sujeto (normalmente de cosa) Se hacen paellas (las paellas son hechas) // Se arreglan coches(los coches son arreglados).